Responsables I – El Siglo

Vocación de Libertad

Conecte usted ahora el caos que vivimos como país, provocado en gran parte por el abandono real de nuestro rol de padres formadores de las futuras generaciones y el orden con que necesitamos volver a conectarnos. Hay un rol muy relevante que como ciudadanos tenemos que empezar a ejercer desde el mismo centro de la célula de la sociedad, nuestras familias.

Nunca y permítame repetirlo, nunca habrá una solución sostenible de transformación y cambio para Guatemala, mientras los padres, no retomemos el rol verdadero de ser padres para formar hijos e hijas responsables individualmente que hagan familias responsables.

¡Piénselo y actúe! No siga creyendo en cuentos chinos o queriendo hacerse el pendejo.

Consideremos las ideas anteriores y estemos claros de que no será ni el Gobierno, ni el Sacerdote o el Pastor y menos los modelos de políticos o lideres empresariales, ya no digamos del cine, los deportes o la farándula, los que van a propiciar por nosotros el nivel de responsabilidad que necesitamos en el carácter de nuestras futuras generaciones. La virtud de una ciudadanía responsable debe ser instalada desde nuestros hijos en el hogar y a partir de allí, en todo el proceso del ciclo de vida que como seres humanos tenemos.

Examinemos entonces de forma responsable, el valor de la responsabilidad. Hablemos de un necesario crecimiento en la responsabilidad. Ayudémonos a conocer, a educar y a vivir en esta importante virtud, ya que el éxito personal como el familiar; tanto como el éxito de la sociedad, depende del sentido de responsabilidad con que asumamos la tarea. Quince letras nos separan de continuar caminando hacia una nación de parias o un nación modelo para el mundo.

Empecemos por el concepto. Responsabilidad significa estar habilitado para responder, dar respuesta al llamado de otro. La Responsabilidad está ligada a la vocación, palabra proveniente del latín vocatio o acción de llamar.

Cumplir con las obligaciones consigo mismo, pasando por las familiares, laborales y ciudadanas; obedecer a su conciencia, rendir cuentas, respetar a las autoridades y a Dios, no como un acto sumiso y de esclavo sino como el ejercicio del compromiso que dignifica a quien así lo practica y la familia que le rodea. ¿Por qué se nos hace tan difícil, si al final el costo de hacerlo bien es el mismo sin las consecuencias que luego tenemos al llegar a niveles de desorden que han ameritado definir estos tiempos como la “Era Caordica.”

Asumir las consecuencias de nuestras decisiones y acciones es una clara practica de responsabilidad, de la misma forma que aquella que atiende al llamado de su conciencia, de Dios o de sus semejantes. Quien cumple integralmente las obligaciones que se derivan de sus propios talentos y capacidades y del puesto que ocupa en el espacio social en que se desarrolla, se puede ubicar precisamente entre aquellos hombres y mujeres que viven una ciudadanía que responde a lo que en la Biblia encontramos identificado como el Reino de Dios.

Algunos filósofos han dicho que el hombre es la síntesis de una llamada y de una respuesta. Una llamada que en el pensamiento Judeo Cristiano la podemos identificar en el texto Bíblico de Genesis 1:28.  Considerando nuestra vida individual, encontraremos entonces cada día una llamada, una tarea, una invitación, una exigencia de amor: fructificar, multiplicarnos y aprender a gobernarnos. Esto requiere que en toda vida haya una respuesta, una decisión generosa que conteste esa llamada, que cumpla la tarea, que acepte la invitación, en resumen que llene las exigencias de amor que el mundo requiere.

Así como el llamado es personal; a cada uno por su nombre y apellido, la respuesta debe ser personal. La que deja tu huella, la que hace que este mundo esté mejor o peor gracias a tú presencia. Como haces tú la diferencia entre el éxito o el fracaso. ¿Cuántas llamadas en tu vida han quedado sin respuesta? ¿Cuántos están esperando lo que únicamente tú puedes darles? ¿En cuánto cambiaría tu mundo personal, tu mundo familiar y tu país si en cada instante estuvieras dispuesto a dar tu mejor respuesta?

Cada respuesta tiene un estilo único, sale de ti, es tu respuesta. Esto exige preparación y formación de la conciencia moral. Para desarrollar el sentido de la responsabilidad y que este valor crezca dentro de nosotros, es necesario revisar tareas y deberes, despertar el afán de superarnos día a día y ayudar a otros a ser más responsables. De esta manera aparecerá en el mundo la grandeza de la libertad, la gloria del deber cumplido y la nobleza de servir a Dios y a nuestros semejantes.

Area de Opinión
Libre emisión del pensamiento.

Le invitamos a leer más del autor:

Por El Siglo Ver noticia original

Noticias Guatemala es el directorio de noticias más completo de Guatemala, agregando las noticias de la mayoría de centros informativos de Guatemala en un solo lugar. Visita los enlaces que proveemos para ver toda las noticias que ofrecen nuestras fuentes. Las noticias de última hora en guatemala y lo más relevante de los periodicos del país. Noticias Guatemala en vivo las 24 horas del día.